La igualdad en el ADN del PSOE

Foto La igualdad en el ADN del PSOE

La lucha por la igualdad está y ha estado siempre en el ADN del PSOE. Podría decirse que por justicia social, por motivos históricos (aquellos que llevaron a 80 diputados a apoyar el sufragio de la republicana Clara Campoamor) y porque la igualdad es y debe ser un elemento central de todo sistema democrático, como en el de nuestro país.  El Partido Socialista siempre ha tenido muy claro que no podrá haber ninguna transformación social si no se cuenta, de una manera clara y esencial, con las mujeres, pues la igualdad es un motor para el desarrollo de las sociedades. No habrá verdadera trasformación social si no se cuenta con la participación y la contribución de las mujeres.

Las políticas del PSOE han representado y representan un impulso para la igualdad y  de avance en el progreso de las mujeres. La mitad de la sociedad somos mujeres y la democracia tiene que dar respuesta, no podemos seguir tolerando las cifras de desigualdad que se manejan. El feminismo está en la agenda política con el respeto y la seriedad que se merece.

Apostamos firmemente por la defensa de los derechos, la libertad y la seguridad de las mujeres en ejemplos como la lucha contra la violencia machista, la erradicación de la discriminación, de la desigualdad y otras propuestas que han condicionado una amplia actividad legislativa, situadas en el epicentro de las políticas y de la visión socialista. De hecho, durante los días en que las mujeres gritaban en las calles no es no, el grupo socialista impulsaba iniciativas para mejorar la formación de los jueces en materia de violencia de género, algo que no ha de abandonarse en ningún momento, más bien lo contrario, como hemos comprobado con ejemplos como el impulso y la participación del PSOE, junto con los diferentes grupos parlamentarios, en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, un hecho que debe llenarnos de orgullo por el trabajo realizado, aunque también de razones para continuar trabajando, pues aún queda mucho por hacer.

Las normas sociales establecidas y aceptadas por todos y todas, los estereotipos de género y los roles que muchas veces indican cómo y qué se espera del comportamiento de las mujeres en el seno doméstico, en cualquier parcela de nuestra vida, en el ámbito laboral, en nuestro día a día, deben cambiarse.

Por estas y otras razones, este 8 de marzo y como ha sido siempre, el PSOE volverá a estar en las calles con las mujeres, en defensa de la igualdad y con un gobierno atento como puede comprobarse, a las demandas del feminismo y de las mujeres. La calle y las instituciones no pueden andar solas, tenemos, debemos y queremos unirlas a las a dos. Un ejemplo lo tenemos en la iniciativa del PSOE aprobada ayer en el Parlamento andaluz, con el respaldo de los grupos políticos salvo de Vox, en apoyo al movimiento feminista. Este ha sido y es el Partido Socialista, el partido de la igualdad.  El machismo es incompatible con la democracia y  nos van a tener enfrente a todas las mujeres y hombres comprometidos con la igualdad, vamos a estar de pie y levantando la voz por todas. La España que quieres, es feminista.

M. Carmen Castro, Delegada de Bienestar Social, Igualdad y Sanidad en el Ayuntamiento de Morón de la Frontera

Comparte la noticia